Testimonios

contact

Aunque ahora está lejos, sabemos que podrá ayudar a muchas familias que valoraran su gran profesionalismo y Pasión por su profesión.

Rodrigo Fekete nació un domingo de abril a tan sólo 25 semanas de gestación. Nacio con las mejores facilidades, sin embargo su inmadurez implicaba altísimos riesgos de supervivencia, sin Embargo, Dios ante todo, y las ganas de vivir sobrepasaron todo pronóstico y Rodrigo hoy en día es un niño sano y feliz. Andreina entró en nuestras vidas cuando Rodrigo tenía 1 año y medio aproximadamente. Le damos gracias a Dios de haberla puesto en nuestro camino, una profesional incansable y devota a sus pacientes. Creo que la suerte que tiene cualquier persona es  conocer a la gente que toca nuestras vidas, en este caso que esa persona sea capaz de aportar todo su conocimiento y amor es invalorable. El Progreso de Rodrigo fue constante y siempre con la certeza que la terapia ocupacional era parte fundamental para que alcanza todos los objetivos propuestos. Andreina nos ayudo, como familia a buscar los recursos necesarios para ofrecerle a Rodrigo la mejor calidad de vida que pudiéramos ofrecerle. Hoy en día Rodrigo es un ser humano con infinitas posibilidades gracias a todos los esfuerzos de El y de todos los profesionales, educadores , familiares y amigos que de alguna u otra manera han participado de su evolución. Actualmente seguimos en constante búsqueda de métodos novedosos y atractivos para estimular de manera adecuada las necesidades de Rodrigo, y Andreina siempre fue parte fundamental de ese proceso. 

Twitter

Facebook